Actualidad

13-Ene-2022

Beneficios de la reconversión del cultivo de fresas en suelo a hidropónico elevado

La limitación de recursos naturales junto a la necesidad de producir más alimentos nos lleva a buscar soluciones tecnológicas que aumenten la producción minimizando el impacto ambiental con un uso eficiente de suelo y agua.

Unos sistemas de cultivo tecnificados permiten mejorar el rendimiento por hectárea, la calidad de la cosecha y la eficiencia recursos naturales frente a los tradicionales cultivos en suelo.

Un ejemplo es cultivo de fresas en sistema hidropónico elevado. La principal ventaja es que al ser independiente del suelo y producir en cualquier lugar conlleva menor contaminación del suelo y aguas superficiales. Además, hay un mayor control nutricional y eficiencia del agua y fitosanitarios por la recirculación.

Uno de los problemas que se presenta en el cultivo hidropónico es la falta de aireación y el contacto directo de las raíces con los drenajes que pueden mermar la producción. Para ello, nuestro socio Hydroponic Systems ha desarrollado el Spacer: una solución que separa el saco de los drenajes. Además, fruto de la investigación constante han diseñado HS EVOLUTION, un sistema con el objetivo de combinar todas las ventajas del Spacer junto a los beneficios de las canales metálicas tradicionales.

Además, el componente diferenciador del sistema HS Evolution es el HS Spacer Elevated que facilita la aireación entre la planta y el drenaje y previene la humedad y su acumulación bajo el saco de sustrato.  Crea un espacio de aire entre el saco de sustrato y el drenaje para mantener las raíces de la planta más sanas y fuertes y así para obtener mejores rendimientos.

Ventajas

Los beneficios del sistema hidropónico elevado con este sistema son una mayor aireación entre el sustrato y la circulación de drenaje; evita que las raíces salgan del saco y entren en contacto con los lixiviados; mejora la recirculación de los drenajes y evita la acumulación de humedad debajo del saco; evita y previene las enfermedades de raíz y su transmisión; mejora el desarrollo radicular dentro del saco y durante la última fase del ciclo de cultivo y previene el aumento de temperatura dentro de las raíces, especialmente en climas cálidos y cuando el cultivo está en su fase inicial.

En definitiva, un cultivo hidropónico elevado, a pesar de que requiere una inversión inicial mayor, consigue una eficiencia en el uso de recursos naturales y menos uso de fitosanitarios así como mayor rendimiento y rentabilidad del cultivo, además de mejores condiciones laborales y eficiencia de los operarios.

Nuestro experto nos lo explica con más detalle.

#