Filtración de agua de riego

Los sistemas de microirrigación están compuestos por dos conjuntos de elementos claramente diferenciados: cabezal de riego e instalación de campo.

Dentro del cabezal de riego, encontramos sistemas de bombeo, filtración y fertirrigación. La función principal de un sistema de filtración es eliminar las partículas que se encuentran suspendidas en el agua de origen y que tienen capacidad para obstruir los emisores de riego. La instalación de un sistema de filtración es fundamental tanto para proteger el sistema y alargar la vida útil de la instalación como para garantizar la uniformidad en la aplicación del agua de riego y maximizar la rentabilidad de los cultivos.